Translate

domingo, 19 de febrero de 2017

Magret de pato con salsa de naranja

Si que es cierto que al tener peques hacemos gala de una menor cantidad de tiempo y, en esos ratos libres hemos de decidir que hacer, pero bueno, como dicen aquí... Malo será!! Publico menos de lo que me gustaría o las publicaciones cuando las hago son más seguidas pero no descarto retomar el blog más constantemente antes o después.
Así que, en mis ansias por dejaros una receta rica, os presento nuestra cena de ÑamValenin, si,si, ÑanValentín, que será como lo recuerde los próximos años porque mi regalo ha sido un recorrido gastronómico de la mañana a la noche hahaha.
Tenía el magret en el congelador a la espera de una buena ocasión para darnos un capricho y oye... que ha salido redondo!! Vamos manos a la obra.

                                             Magret de pato con salsa de naranja


                                          Ingredientes:

-1 magret de pato
-zumo de una naranja
-1 cucharada sopera de vinagre de arroz ( o el que tengáis en casa)
-2 cucharadas de salsa de soja
-1 cucharada de miel
-1 ramita de romero
-sal y pimienta
-1 cucharadita de maizena disuelta en un poco de agua

Vamos a comenzar con la salsa, ponemos en un cazo el zumo de naranja.


Yo no lo colé, es más, añadí al principio la ralladura de la piel para potenciar el sabor.
Ponemos el vinagre.

La salsa de soja.


Podéis poner una cucharada más, en mi caso no me quedaba ( si, esos momentos en los que no has mirado primeo la despensa) Eso si... tened en cuenta que la salsa de soja sala, así que no es necesaria la sal en esta salsa. Añadimos la miel.


Y, por último el romero.

Que vaya teniendo temperatura a fuego medio, sin llegar a hervir antes de añadir la maizena con el agua.


Antes de añadir la maizena fue cuando colé la salsa, si no os importa notar fibras y texturas, podeis simplemente quitar el romero.

Vamos a dejar al fuego removiendo de forma continua hasta que quede del espesor que nos guste.


Reservamos y vamos con el magret. Improtante; vamos a tenerlo a temperatura ambiente, lo sacaremos 1-2 horas antes de la nevera. Le hacemos unos cortes en la zona de la grasa tal que así.


Y salpimentamos. No vamos a usar ningún aceite ni grasa para hacerlo, ya suelta un montón él solito. Para ello la sartén a fuego medio-alto y lo ponemos por la parte de la grasita.


A nosotros nos gusta la carne al punto, así que, los que entienden del tiempo recomiendan si te gusta poco hecha unos 2 minutos por cara y unos 3 para al punto, dicho y hecho a golpe de cronómetro que lo encontramos así al terminar.



Lo dejamos reposar un par de minutos antes de cortarlo, queda una carne realmente jugosa. Nos quedará acompañarlo de lo que más nos apetezca, en nuestro caso una ensalada de mezclum con queso brie. Regamos ligeramente con la salsa a modo de decoración y el resto la ponemos en una salsera para los más golosos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada